Test de ADN: Todo lo que debes saber sobre pruebas genéticas

Los test de ADN son pruebas genéticas y pueden ayudarte a responder a las siguientes preguntas:

¿Tengo riesgo de padecer cáncer?  ¿Por qué me afecta tanto la cafeína?  ¿Voy a tener alopecia?  ¿Cuánto sol puede tolerar mi piel?  ¿Tengo predisposición a lesionarme practicando deporte?  ¿Puedo dependencia al alcohol?  ¿Por qué me cuesta adelgazar?   ¿Por qué no puedo resistirme al dulce?  ¿Cuál es la mejor dieta para mí? Y muchas más.

Toda la información que determina cómo somos está en nuestros genes. El ADN ha sido un enigma durante cientos de miles de años, pero ahora está a nuestra disposición para ayudarnos a conocernos mejor y a tomar mejores decisiones sobre nuestra salud.

Hoy en día más que nunca toda nuestra información genética está al alcance de nuestras manos. Lo único que nos separa de conocer nuestros genes es un sencillo bastoncillo de algodón.

Múltiples compañías ya ponen a disposición de la población pruebas genéticas que podemos hacer desde nuestra propia casa. En este enlace podrás acceder a nuestra comparativa de test genéticos:

 

¿Qué es un test de ADN o test genético?

Antes de hablar del test genético o análisis genético, debemos entender qué es el ADN.

Entendiendo el ADN

El ADN, o ácido desoxirribonucleico, es un compuesto orgánico que se encuentra en todas las células vivas. Para definirlo fácilmente, es como un manual de instrucciones para nuestro organismo.

El ADN tiene como función principal almacenar y transmitir de generación en generación toda la información genética necesaria para el desarrollo de un ser vivo. En otras palabras, el ADN le dice a nuestras células cómo crecer y actuar.

Cromosomas y genes

El ADN en el cuerpo humano se organiza en cromosomas.

Los cromosomas son estructuras organizadas o “piezas” formadas por ADN y proteínas, que contienen la mayor parte de la información genética de un individuo. Los cromosomas se encuentran por pares, formando una doble hélice.

Los humanos tenemos 23 pares de cromosomas (46 en total), 23 heredados de nuestra madre y 23 de nuestro padre. Los cromosomas número 23, también conocidos como los cromosomas sexuales, son los que determinan si somos hombres o mujeres. Las mujeres tienen dos cromosomas X, mientras que los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y.

Los cromosomas, a su vez, se dividen en genes.

Cada persona tiene entre 20.000 y 25.000 genes y todos se encargan de diferentes funciones. Los genes aportan rasgos únicos a cada individuo, como el color de pelo o el color de ojos. Algunos de estos genes tienen un papel fundamental en el desarrollo de algunas enfermedades; determinan la probabilidad de que aparezcan algunas enfermedades o su gravedad.

¿Qué es un test genético?

Un test genético (en inglés DNA testo DNA testing) analiza el ADN de una persona en busca de ciertos genes para dar respuesta a diferentes preguntas.

El análisis genético tiene múltiples aplicaciones, desde permitir saber si existe cierta predisposición a padecer algunas alteraciones o enfermedades (por ejemplo: test de salud), hasta determinar nuestra genealogía (por ejemplo: test de paternidad o test de ancestros) o incluso conocer mejor nuestro organismo para adecuar nuestro estilo de vida a nuestros genes (por ejemplo: test de predisposición a la obesidad o de intolerancia a ciertos nutrientes).

Tipos de test genéticos o de ADN

Existen diferentes tipos de test genéticos, cada uno con una finalidad diferente. A continuación encontrarás un resumen de cada tipo de test para que puedas escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Test genético para conocer los origines, antepasados y ancestros

Test genético de ancestros o genealogía

¿Qué es?

El test de ADN de ancestros, también conocido como test de ADN de genealogía, es un análisis genético que proporciona información sobre la historia familiar de un individuo.

En muchas ocasiones, desconocemos nuestras raíces, más allá de unas pocas generaciones. Con el test de ancestros podremos saber exactamente de dónde venimos; podremos conocer la etnia de nuestros antepasados e incluso las regiones del mundo en las que vivieron.

¿Cómo funciona?

El test de ancestros se basa, generalmente, en el análisis del ADN autosomal. El ADN autosomal es aquel que no contribuye al género; es decir, los primeros 22 pares de cromosomas.

Como ya hemos explicado al principio, la mitad de nuestro ADN proviene de nuestro padre y la mitad de nuestra madre. Si nos remontamos a generaciones anteriores, eso significa que aproximadamente una cuarta parte de nuestro ADN proviene de cada uno de nuestros abuelos, una octava parte proviene de cada uno de nuestros bisabuelos, y así sucesivamente.

En definitiva, podemos decir que nuestro ADN autosomal proviene de todos nuestros antepasados. El análisis de nuestro ADN autosomal nos permite determinar qué tan relacionados estamos con otra persona.

No obstante, cuanto más retrocedemos en las generaciones, menor es la cantidad de ADN que hemos heredado de un antepasado en particular y más difícil es demostrar si existe una relación. Por este motivo, las pruebas de ADN autosomal son útiles durante cuatro o cinco generaciones.

¿Qué información obtendré?

El test de ancestros te permitirá conocer cuáles son tus orígenes, determinar de qué zonas geográficas y países del mundo proceden tus antepasados, crear tu árbol genealógico e incluso encontrar un amplio rango de parientes vivos que nunca has llegado a conocer.

La mayoría de las compañías que ofrecen el test de ADN de genealogía disponen de plataformas informáticas optimizadas para la búsqueda de familiares, si el usuario así lo desea. Para ello, una vez realizado el test de ADN, los resultados deben registrarse en una base de datos. A partir de este momento, el software busca continuamente coincidencias de ADN a medida que más personas comparten sus resultados.

 

Test de ADN que permite saber la predisposición a enfermedades genéticas

Test genético de salud o predisposición a enfermedades

¿Qué es?

El test genético de predisposición a enfermedades, comúnmente llamado “test de salud”, es una de las pruebas genéticas más populares. Esta prueba de ADN te permitirá conocer tu susceptibilidad a padecer determinadas enfermedades.

No cabe duda de que nuestros genes influyen notablemente en nuestra salud. Sin embargo, en muchos casos, podemos tener predisposición genética a una determinada enfermedad, pero eso no significa que vayamos a padecerla inevitablemente.

Las enfermedades se producen por la interacción de nuestros genes con el entorno. Descubriendo lo susceptibles que son nuestros genes a una enfermedad podemos alterar el entorno para reducir la probabilidad de sufrirla.

¿Cómo funciona?

Esta prueba de ADN estudia las diferencias genéticas que existen entre personas que tienen una determinada enfermedad respecto a personas que no la tienen. El test consiste en analizar cientos de miles de marcadores genéticos de diferentes enfermedades en el ADN de una persona y comparar los resultados con individuos de la misma edad, raza, sexo y zona geográfica. A través de complejos algoritmos, se calcula el riesgo relativo de la persona de padecer dicha enfermedad.

¿Qué información obtendré?

Por una parte, podrás conocer tu predisposición o riesgo de contraer una larga lista de enfermedades graves.

Recuerda que tener predisposición genética a una enfermedad no implica necesariamente que la vayas a padecer; factores ambientales como tu alimentación y estilo de vida juegan un papel fundamental.

Las enfermedades analizadas varían entre diferentes compañías, pero se podrían resumir en las siguientes:

  • Enfermedades oncológicas y hematológicas: cáncer de mama, cáncer de ovario, cáncer de próstata, cáncer de vejiga, cáncer colorrectal, leucemia mieloide aguda, linfoma de Hodgkin o mieloma múltiple, entre otras neoplasias.
  • Enfermedades raras: mucopolisacaridosis, enfermedad de Gaucher o enfermedad de Fabry, entre otras.
  • Enfermedades del sistema nervioso: enfermedad de Alzheimer, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, narcolepsia, migraña o epilepsia, entre otras.
  • Enfermedades autoinmunes: artritis reumatoide, enfermedad celíaca, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, lupus o vitíligo, entre otras.
  • Enfermedades oftalmológicas: degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o cataratas, entre otras.
  • Enfermedades respiratorias: asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras.
  • Enfermedades endocrinas y metabólicas: obesidad, diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2, hipotiroidismo o hiperuricemia, entre otras.
  • Enfermedades del aparato digestivo: hígado graso no alcohólico o cirrosis biliar primaria, entre otras.
  • Trastornos mentales y del comportamiento: anorexia nerviosa, esquizofrenia, depresión, enfermedad de Asperger, autismo o trastorno bipolar, entre otros.
  • Enfermedades del sistema circulatorio: infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, cardiopatía coronaria o hipertensión arterial, entre otras.
  • Enfermedades de la piel: dermatitis atópica o psoriasis, entre otras.
  • Enfermedades del sistema osteomuscular: Osteoporosis o gota, entre otras.

Por otra parte, podrás conocer la probabilidad de tener enfermedades hereditarias susceptibles de ser transmitidas a tus hijos. Las enfermedades hereditarias son en su mayoría monogénicas, es decir, son producidas por alteraciones en la secuencia de ADN de un solo gen.

Podemos ser portadores de algunas de ellas sin haberlas sufrido nunca, lo que implica que existe un riesgo de que nuestra descendencia las sufra.

Analizar las mutaciones genéticas que pueden provocar estas enfermedades puede revelar valiosa información que permita tomar medidas para minimizar el riesgo.

Para poder conocer la probabilidad de tener enfermedades hereditarias monogénicas, la prueba de ADN debería realizarse a los dos miembros de la pareja.

 

Prueba genética para conocer intolerancia a fármacos

Test de ADN de interacciones farmacológicas a medicamentos

¿Qué es?

Este estudio genético, también llamado prueba de farmacogenética o farmacogenómica, estudia nuestra predisposición a la efectividad de los fármacos.

No todos reaccionamos igual frente a diferentes medicamentos. Un fármaco puede provocar el efecto deseado en una persona y no tener ningún efecto o incluso ser tóxico para otra. La clave de estas diferencias se encuentra en nuestros genes.

Esta prueba de ADN analiza las mutaciones genéticas que nos predisponen a que diferentes medicamentos nos sienten mejor o peor.

¿Cómo funciona?

Este test se realiza cruzando nuestros datos genéticos con estudios científicos consolidados y aceptados por la comunidad científica. Las mutaciones halladas en nuestros genes se comparan con la efectividad demostrada por diferentes fármacos en personas con esas mutaciones.

A partir de esta comparación, complejos algoritmos calculan nuestra predisposición a la efectividad de cada fármaco.

¿Qué información obtendré?

Cada vez se habla más de la medicina personalizada o medicina de precisión, pero ¿qué es exactamente?

La medicina personalizada consiste en prescribir tratamientos sabiendo exactamente qué medicamentos son los más indicados para cada persona en base a su perfil genético. Disponer de tu información genética es el primer paso hacia la medicina personalizada.

Podrás saber a qué medicamentos tienes una mejor predisposición genética y cuáles debes evitar. Saber de antemano la reacción de tu organismo a diferentes fármacos permitirá a tu médico prescribir el mejor tratamiento para ti en cada enfermedad y en la dosis más adecuada.

Algunos medicamentos tardan meses en generar efectos para poder evaluar si funcionan. Para muchas enfermedades existen diferentes alternativas terapéuticas. Además, recetar una dosis menor o mayor puede suponer la diferencia entre curarse o sufrir secuelas.

Con tu informe farmacológico, ayudarás a tu médico a ofrecerte el tratamiento más adecuado para ti. De esta forma, reducirás tu tiempo de recuperación y minimizarás la probabilidad de sufrir efectos secundarios o reacciones adversas.

Los medicamentos analizados varían entre diferentes compañías, pero se podrían resumir en los siguientes:

  • Antipsicóticos: amisulprida, aripiprazol, brexpiprazol, clozapina, haloperidol, olanzapina, paliperidona, perfenazina, pimozida, quetiapina, risperidona, ziprasidona o zuclopentixol, entre otros.
  • Antidepresivos: amitriptilina, bupropion, citalopram, clomipramina, desipramina, duloxetina, escitalopram, fluoxetina, fluvoxamina, mirtazapina, nortriptilina, paroxetina, sertralina o venlafaxina, entre otros.
  • Opioides: buprenorfina, codeína, fentanilo, morfina, petidina o tramadol, entre otros.
  • Antineoplásicos: bleomicina, cabozantinib, capecitabina, cisplatino, docetaxel, fluorouracilo, gefitinib, gemcitabina, imatinib, irinotecan, mercaptopurina, metotrexato, olaparib, tamoxifeno, trastuzumab (Herceptin®) o vincristina, entre otros.
  • Antitrombóticos: acenocumarol (Sintrom®), clopidogrel, prasugrel, ticagrelor o warfarina, entre otros.
  • Estatinas: pravastatina o simvastatina, entre otras.
  • Antivirales: ribavirina [Hepatitis C] o abacavir [VIH], entre otros.
  • Gastrointestinales: esomeprazol, lansoprazol u omeprazol, entre otros.
  • Antiepilépticos: carbamazepina o fenitoína, entre otros.
  • Ansiolíticos: clobazam o diazepam (Valium®), entre otros.
  • Otros: ácido acetilsalicílico (Aspirina®), disulfiram [efecto antabús], interferón alfa-2b, metadona o sildenafilo (Viagra®), entre otros.

Test genético para saber los alimentos que te sientan mal 

Test genético nutricional

¿Qué es?

La nutrigenómica o nutrigenética es la ciencia que estudia la influencia que tienen nuestros genes sobre la nutrición para ayudarnos a adaptar nuestra alimentación a nuestras necesidades particulares.

Con esta prueba de ADN podremos saber cómo reacciona nuestro cuerpo a diferentes nutrientes. Las mismas proteínas, grasas y carbohidratos pueden sentar de manera diferente a diferentes personas. También sabremos si nos cuesta más metabolizar algunas vitaminas o minerales o si somos más o menos sensibles a compuestos como la cafeína.

Con toda esta información podremos hacernos un plan de alimentación personalizado y nutrir nuestro cuerpo de la forma más óptima para nuestros genes.

¿Qué información obtendré?

El estudio genético nutricional no es lo mismo que un test de intolerancias alimentarias. Este test te proporcionará información mucho más completa y global como, por ejemplo:

  • Predisposición genética a ciertos alimentos: analiza la capacidad de tu cuerpo para metabolizar diferentes tipos de nutrientes (proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales), para que sepas cuál es la dieta más saludable para ti y qué alimentos debes tomar con más frecuencia.
  • Propiedades organolépticas: analiza tu predisposición a sentir ciertos sabores con más intensidad o si eres más propenso al dulce o a la cafeína. ¿Alguna vez te has preguntado por qué no puedes resistirse al chocolate? La respuesta puede estar en tus genes.
  • Predisposición a adelgazar/engordar: analiza determinadas mutaciones genéticas que afectan a la sensación de saciedad, al deseo de comer y a la respuesta de nuestro cuerpo frente a diferentes dietas o patrones de alimentación.

 

Test de adn para mejorar tu rendimiento deportivo 

Estudio genético deportivo

¿Qué es?

El estudio genético deportivo está dirigido a todas las personas que practican deporte, tanto de forma profesional como amateur.

Aunque todos sabemos que el entrenamiento constante es la clave para la mejora deportiva, nuestra genética también juega un papel importante. No somos iguales y respondemos de forma distinta a diferentes estímulos.

El estudio genético deportivo te permitirá conocer tu perfil muscular, cardiovascular y metabólico para que puedas planificar tu entrenamiento de manera más inteligente y evitar lesiones.

¿Qué información obtendré?

El estudio genético deportivo te permitirá obtener la siguiente información:

  • Perfil deportivo: análisis general de tus capacidades deportivas como, por ejemplo, tu predisposición para deportes de resistencia o de explosividad o tu capacidad aeróbica (VO2max).
  • Perfil muscular: análisis específico de tu sistema muscular incluyendo información como, por ejemplo, la predisposición genética de tus músculos al entrenamiento de fuerza, su resistencia a la fatiga o su capacidad de recuperación.
  • Perfil cardiovascular: análisis específico de tu sistema cardiovascular incluyendo información como, por ejemplo, la influencia del deporte en tus niveles de presión arterial o en tu capacidad para reducir tus pulsaciones.
  • Perfil metabólico: análisis específico de tu sistema metabólico incluyendo información como, por ejemplo, tu predisposición global a los beneficios del deporte, tu predisposición a reducir el colesterol HDL gracias a la práctica deportiva o tu sensibilidad a la insulina en la realización de deporte.
  • Riesgo de lesiones: análisis de tu predisposición a sufrir lesiones en base a tu genotipo; podrás conocer tu probabilidad de sufrir lesiones en las articulaciones o tu predisposición a la fragilidad de los ligamentos, entre otros aspectos.

 

Prueba de ADN para mejorar el cuidado de la piel

Test genético para el cuidado de la piel

¿Qué es?

Esta prueba de ADN analiza cómo influye tu genética en las propiedades de tu piel, así como en su envejecimiento.

Nuestros genes influyen en el estado de nuestra piel, en aspectos como la capacidad antioxidante, la elasticidad o la sensibilidad al sol, entre otros. Gracias a la información obtenida en este test podrás adaptar tus tratamientos de cuidado de la piel a tus necesidades individuales.

¿Qué información obtendré?

Este test te permitirá conocer los siguientes aspectos sobre el cuidado de tu piel:

  • Tu predisposición a la glicación: la glicación ocurre en la dermis (la capa más profunda de la piel) cuando las moléculas de azúcar (glucosa) se acumulan y destruyen nuestro colágeno. La glicación es la principal causa de envejecimiento prematuro de la piel y de inflamación dérmica. Ciertos marcadores genéticos generan una predisposición genética adversa frente a la glicación. Con este test, podrás conocerlos y actuar en consecuencia.
  • Predisposición al estrés oxidativo: el estrés oxidativo genera radicales libres que tienen efectos negativos sobre las células del cuerpo y sobre la piel. El estrés oxidativo influye en aspectos como nuestra capacidad de resistencia frente a la polución, la inflamación cutánea, el acné o a las varices, entre otros aspectos. Con nuestros datos genéticos podremos saber cómo se comporta nuestro sistema antioxidante y tomar las medidas necesarias para minimizar el estrés oxidativo.
  • Sensibilidad al sol: no todos tenemos la misma sensibilidad al sol. Nuestros genes influyen en la exposición solar que puede tolerar nuestra piel, en nuestra capacidad para broncearnos e incluso en la predisposición a tener manchas solares. Partiendo de la base de que todos debemos proteger nuestra piel frente al sol, esta prueba de ADN te ayudará a conocer los cuidados óptimos para ti.
  • Absorción de micronutrientes: los micronutrientes (vitaminas y minerales) juegan un papel fundamental en la salud de nuestra piel y de nuestro organismo en general. No obstante, no todos asimilamos estos micronutrientes de la misma forma y gran parte de ello se debe a nuestros genes. Este test genético te permitirá conocer tu predisposición a absorber vitaminas como la B6, B12, C o D y otros nutrientes esenciales como los ácidos grasos Omega 3 y 6 o el ácido fólico. Así podrás saber qué alimentos debes priorizar e incluso qué cremas pueden ser más beneficiosas para tu piel.

Prueba para saber la procedencia real de los hijos con los padres

Prueba de paternidad

El test de paternidad o prueba de paternidad es un tipo de test de parentesco. Se trata de un análisis de ADN muy común que sirve para determinar si existe una relación de filiación entre dos o más personas.

Para ello se analiza el ADN de las personas implicadas, se establece el perfil genético individual de cada una de ellas y se comparan los resultados en busca de vínculos paternos.

El test de paternidad tiene una fiabilidad del 99,99% y puede ser utilizado con fines meramente informativos o bien como prueba concluyente en un proceso legal.

 

Test para saber si eres fértil para tener un hijo

Prueba de fertilidad

La infertilidad se puede deber a numerosas causas como, por ejemplo, producciones inadecuadas de diferentes hormonas, alteraciones anatómicas o aspectos bioquímicos de nuestro cuerpo.

No obstante, hoy en día sabemos que nuestros genes también juegan un papel importante en la fertilidad y la salud reproductiva. Actualmente existe una amplia variedad de pruebas de fertilidad. Saber qué test es el más adecuado para cada persona dependerá de las causas concretas de infertilidad en cada caso.

Por ejemplo, el 50% de los abortos espontáneos presentan anomalías cromosómicas (alteraciones en el número o la estructura de los cromosomas). Estas anomalías también pueden provocar enfermedades genéticas y constituyen la principal causa de retraso mental. Las anomalías cromosómicas se pueden detectar mediante un estudio del cariotipo.

Test prenatal no invasivo

Aunque el test prenatal no invasivo no es un análisis genético sino una prueba analítica de sangre, la hemos incluido en este resumen por su relevancia y su relación con los genes.

Esta prueba se realiza a partir de una muestra de sangre materna y permite detectar las principales alteraciones cromosómicas del feto. De esta manera, se pueden diagnosticar enfermedades como el Síndrome de Down, el Síndrome de Edwards, el Síndrome de Patau o el Síndrome de Turner, entre otras.

El test prenatal no invasivo se puede realizar a partir de la semana 9 de gestación y constituye una alternativa mucho más segura a la amniocentesis.

Este test también se conoce con el nombre de diagnóstico prenatal no invasivo.

Test de ADN de antropología forense

La antropología forense se encarga de analizar restos óseos humanos de diferente fecha con el fin de identificar al individuo al que pertenecieron e incluso determinar la causa de la muerte.

Para ello, se analizan aspectos como las medidas del cráneo y las particularidades del esqueleto, la presencia de signos patológicos determinados o el estudio odontológico. Gracias a los avances en genética forense, hoy en día se puede estudiar el ADN antiguo y conocer el sexo, la edad y la talla del individuo, así como su identificación exacta.

Por último, con este test también se puede investigar el parentesco biológico con posibles familiares, contribuyendo así a que muchas personas puedan recuperar e inhumar los restos de sus familiares.


Preguntas frecuentes

¿Dónde puedo hacer un test de ADN?        

Puedes hacerte una prueba genética cómodamente en tu propio domicilio con un sencillo kit que te enviará por correo postal la compañía que hayas escogido para realizar el test.

Antiguamente, la realización de test genéticos estaba reservada a los hospitales, laboratorios clínicos y centros de investigación. Las pruebas de ADN se realizaban generalmente a petición de un médico para orientar el tratamiento de una enfermedad o bien confirmar un diagnóstico.

Afortunadamente, hoy en día la genética está al alcance de todos y son muchas las compañías que ofrecen test genéticos a los particulares. En Biotestor hemos seleccionado las mejores aquí para que puedas escoger la que más te convenga.

¿Dónde puedo comprar un test de ADN?

Puedes comprar un test genético por Internet, en la página web de la compañía que hayas escogido. En los análisis que hemos hecho de cada compañía encontrarás un enlace a su página web.

¿Venden test genéticos en Amazon?

Sí, algunos test de ADN se pueden comprar a través de Amazon, aunque la mayoría de compañías solamente los comercializan en sus páginas web.

De las empresas que hemos analizado, las que venden sus test genéticos a través de Amazon son My Heritage y 24 Genetics. En estos enlaces podrás encontrar su análisis y opiniones.

¿Cómo se hace un test genético?

Para realizar un test genético es necesario que tomes una muestra de tu ADN, que posteriormente será analizada en un laboratorio genético. La toma de la muestra es un proceso muy sencillo y rápido.

La toma de la muestra varía en función de cada laboratorio; generalmente se hace con un bastoncillo de algodón o con saliva.

En el primer caso, tendrás que frotar un bastoncillo de algodón (también llamado hisopo) por el interior de tus mejillas durante unos segundos. En el segundo caso, tendrás que llenar un pequeño tubo de plástico con tu saliva.

Siempre encontrarás unas instrucciones detalladas para tomar tu muestra de ADN correctamente en el kit del test genético. Además, algunos laboratorios tienen vídeo-tutoriales de ejemplo en su página web o en YouTube. En nuestros análisis de compañías también podrás encontrar todos los pasos necesarios para tomarte la muestra con cada kit genético.  

¿Se puede hacer un test genético con saliva?

Sí, habitualmente los test de ADN caseros se realizan a partir de una muestra de saliva. La toma de la muestra se puede hacer frotando un bastoncillo de algodón por el interior de tus mejillas o bien depositando tu saliva en un pequeño tubo de plástico.

¿Se puede hacer un test genético con cabello?

Sí, algunas compañías pueden realizar una prueba genética a partir de una muestra de cabello. Para ello, el laboratorio en cuestión debe estar capacitado para procesar muestras forenses. Además, hay que tener en cuenta que se necesita el cabello con raíz, sino no será posible obtener el material genético de la persona en cuestión.

Te recomendamos que consultes nuestro análisis de los diferentes laboratorios o sus páginas web para saber si ofrecen este servicio.

¿Cuánto cuesta hacer un test de ADN?

El precio de un test genéticos varía en función del tipo de test y de la compañía que escojas. El precio de un test de ADN concreto (salud, ancestros, paternidad, etc.) puede oscilar entre 80 y 400 €.

Si lo que deseas es la secuenciación del genoma completo el coste es más elevado, aunque este tipo de pruebas son más avanzadas y generalmente no son necesarias para las personas comunes como tú y yo.

¿Cuánto se tarda en hacer un estudio genético?

Como hemos explicado en una pregunta anterior, el proceso de tomar la muestra es muy sencillo y rápido. Hecho esto, para la mayoría de test tendrás que esperar entre 6 y 10 semanas desde que envíes tu muestra al laboratorio hasta que recibas los resultados. En el caso de las pruebas de paternidad el proceso es mucho más rápido; en 1 semana podrás disponer de los resultados.

Este plazo es muy general y depende de múltiples factores como, por ejemplo, el tipo de test (algunos test son más completos y requieren de más tiempo) o la localización del laboratorio (tendrás los resultados más rápido si la muestra se procesa en tu propio país), entre otros.

Algunas compañías cuentan con un servicio urgente que te permite obtener los resultados de algunos test en 24-48 horas.

¿Qué empresas realizan test genéticos?

Hoy en día son muchas las empresas que ofrecen test genéticos directamente a los usuarios. En Biotestor hemos realizado un análisis de la mayoría de ellas para que puedas informarte bien, comparar y escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

En esta página podrás encontrar todos los análisis y opiniones que hemos realizado hasta el momento.

 

Fuentes:
U.S National Guide of Medicine: Genetic Testing
Wikipedia: Geanological DNA Testing
National Human Genome Research Institute
International Society of Genetic Genealogy Wiki