Test de genético de salud: ¿Qué dicen tus genes sobre ti?

Te has preguntado alguna vez ¿qué dicen tus genes sobre ti? Los test genéticos de salud permiten conocer la información presente en tu ADN relacionada con: predisposición a enfermedades, rasgos únicos que te caracterizan y genes que podrías transmitir a tus hijos. En este artículo te contamos todo lo que necesitas saber.

Aviso: Nos preocupamos tu salud por lo que te avisamos que este contenido no sustituye el consejo médico sobre predisposición, diagnóstico o tratamiento de enfermedades. Consulta siempre a un profesional médico cualificado en caso de tener dudas.

¿Qué es el test genético de salud?

El test genético de predisposición a enfermedades, que también se conoce como “prueba de salud” o “mapa de salud” es la prueba de ADN que te permitirá descifrar todos los entresijos de tu salud para tomar mejores decisiones en tu vida diaria, así como adaptar tu estilo de vida a lo que esperan tus genes, además de descubrir numerosas curiosidades y características tuyas que seguro que desconoces.

Vayamos por partes. Antes de comenzar, cabe destacar que lo descrito a continuación puede variar en función de la compañía que escojas para realizar el estudio. Generalmente, un test genético de salud te proporcionará información sobre los siguientes tres aspectos:

1# Tu predisposición genética a padecer una larga lista de enfermedades

Podrás conocer el riesgo que tienes, en función de tu genética, de contraer algunas de las enfermedades más importantes de nuestra época como, por ejemplo, el cáncer o la enfermedad de Alzheimer. Si quieres conocer una lista más detallada de enfermedades, te recomendamos que sigas leyendo.

Descubriendo lo susceptibles que son nuestros genes a una determinada enfermedad, podemos adaptar nuestro entorno y estilo de vida para minimizar el riesgo de sufrirla. No debemos olvidar que las enfermedades se producen por la interacción de nuestros genes con el entorno. Aspectos ambientales (como la contaminación) y de estilo de vida (como la alimentación, la actividad física o el descanso) tienen una influencia igual o mayor que nuestra genética en el desarrollo de enfermedades. Los resultados de esta prueba de ADN te permitirán tomar las medidas necesarias.[/su_note]

El estudio genetico de salud permite conocer la predisposición a enfermedades como el cáncer

2# La probabilidad de tener enfermedades hereditarias que podrías transmitir a tus hijos

Las enfermedades hereditarias se deben, en su mayoría, a mutaciones genéticas. Estas mutaciones genéticas generalmente se producen en la secuencia de ADN de un solo gen. Por este motivo las enfermedades hereditarias también se denominan enfermedades monogénicas (de un solo gen).

Una persona puede ser portadora de una mutación genética asociada a una determinada enfermedad, aunque no la haya sufrido nunca.

La mala noticia es que las mutaciones genéticas se pueden transmitir de padres a hijos. Esto implica que, si somos portadores existe el riesgo de que la desarrolle nuestra descendencia (aunque nosotros no la hayamos padecido).

La buena noticia es que estas mutaciones genéticas se pueden detectar. Hoy en día existen intervenciones específicas y medidas preventivas para minimizar la probabilidad de padecer una enfermedad monogénica si se conoce previamente el riesgo.

Dado que heredamos la mitad de nuestro ADN de cada uno de nuestros padres, para conocer la probabilidad de transmitir enfermedades monogénicas a los hijos, la prueba de ADN debe realizarse a los dos miembros de la pareja.


La prueba genética de salud permite conocer las enfermedades transmisibles a los hijos

3# Las características y rasgos personales que te hacen único/a

El test genético de salud también te permitirá conocerte mejor, ¡es muy probable que te sorprendas mucho! Podrás descubrir una larga lista de curiosidades sobre ti mismo/a como, por ejemplo, tu tolerancia al alcohol, tu predisposición a la alopecia o tu sensibilidad al dolor.

Nuestros genes determinan aspectos tan variopintos como la dependencia a la nicotina, la sensibilidad a la cafeína, la percepción del sabor amargo, la preferencia por lo dulce, a qué edad tendremos la primera menstruación y la menopausia, la predisposición a la obesidad, si tendremos una buena memoria o si viviremos muchos años.

¿Creías que lo sabías todo sobre ti? Deja hablar a tus genes y ¡sorpréndete!

Es más, si realizas esta prueba de ADN a un niño podrás descubrir aspectos aún más básicos como, por ejemplo, qué color de ojos tendrá, si tendrá pecas, si su pelo será rizado o liso y de qué color, o si será alto.


Como ves la genética puede revelar muchas cosas, así que, si prefieres que el paso del tiempo te sorprenda, ¡piénsalo dos veces antes de hacerle esta prueba a tu bebé!

Los estudios genéticos de salud permiten conocer rasgos característicos de cada individuo

¿Cómo funciona la prueba de ADN de salud?

La prueba genética de salud analiza cientos de miles de marcadores genéticos (el número varía en función de la compañía proveedora) en el ADN de una persona.

Algunos de estos marcadores genéticos están asociados a diferentes rasgos personales. Si se detecta el marcador en la secuencia genética de la persona, significa que existirá el rasgo que tiene asociado. Por poner un ejemplo sencillo, si un determinado gen tiene ciertas características (esto sería un marcador genético), se sabe que la persona tendrá los ojos azules.

En cuanto a la predisposición a enfermedades, esta prueba de ADN analiza las diferencias genéticas que existen entre las personas que padecen una determinada enfermedad y las que no. Básicamente, el test compara el ADN de la persona con el ADN de individuos de la misma edad, sexo, raza y área geográfica que tienen la enfermedad. Con esta información, aplicando algoritmos muy complejos, se calcula el riesgo relativo de la persona de padecer la misma enfermedad.

¿Qué enfermedades analiza el estudio genético de salud?

Las enfermedades concretas que se analizan con el test varían entre las diferentes compañías proveedoras, pero se podrían resumir en las siguientes:

  • Enfermedades oncológicas y hematológicas: cáncer de mama, cáncer de ovario, cáncer de próstata, cáncer de vejiga, cáncer colorrectal, leucemia mieloide aguda, linfoma de Hodgkin o mieloma múltiple, entre otras neoplasias.
  • Enfermedades raras: mucopolisacaridosis, enfermedad de Gaucher o enfermedad de Fabry, entre otras.
  • Enfermedades del sistema nervioso: enfermedad de Alzheimer, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, narcolepsia, migraña o epilepsia, entre otras.
  • Enfermedades autoinmunes: artritis reumatoide, enfermedad celíaca, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, lupus o vitíligo, entre otras.
  • Enfermedades oftalmológicas: degeneración macular asociada a la edad (DMAE) o cataratas, entre otras.
  • Enfermedades respiratorias: asma o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), entre otras.
  • Enfermedades endocrinas y metabólicas: obesidad, diabetes mellitus tipo 1 y tipo 2, hipotiroidismo o hiperuricemia, entre otras.
  • Enfermedades del aparato digestivo: hígado graso no alcohólico o cirrosis biliar primaria, entre otras.
  • Trastornos mentales y del comportamiento: anorexia nerviosa, esquizofrenia, depresión, enfermedad de Asperger, autismo o trastorno bipolar, entre otros.
  • Enfermedades del sistema circulatorio: infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, cardiopatía coronaria o hipertensión arterial, entre otras.
  • Enfermedades de la piel: dermatitis atópica o psoriasis, entre otras.
  • Enfermedades del sistema osteomuscular: Osteoporosis o gota, entre otras.

¿Qué pasos debo seguir para realizar un test genético de salud?

En este apartado encontrarás los pasos detallados que debes seguir para realizar un estudio de ADN de salud. Ten en cuenta que estos pasos pueden variar ligeramente en función del proveedor del servicio, pero te servirán para hacerte una idea de cómo funciona.

Los pasos para realizar una prueba genética de salud

1. Escoge el proveedor. En primer lugar, debes escoger la compañía con la que quieres realizar la prueba. Cada vez más laboratorios ofrecen este servicio y, aunque funcionan de forma parecida, no son iguales. Encontrarás más información sobre cómo escoger el mejor proveedor en el apartado siguiente.

2. Compra el kit. El siguiente paso es comprar el kit para realizar el test de ADN en la página web de la compañía escogida. Deberás rellenar un formulario con tu nombre y apellidos, datos de contacto y dirección de envío, y realizar el pago. El kit suele tardar entre 3 y 5 días laborales en llegar en el caso de España, aunque esto puede variar en función de la compañía que elijas.

3. Registra el kit una vez lo recibas. El kit suele contener un pequeño manual de instrucciones y el recipiente para recoger la muestra (puede ser un pequeño tubo o bolsa esterilizada dependiendo de cada empresa). El recipiente estará identificado con un código de barras. Una vez recibas el kit, deberás crear una cuenta en la página web de la compañía y registrar tu kit introduciendo el código de barras proporcionado. En este proceso de registro también deberás leer y aceptar la política de privacidad de datos del proveedor.

Este paso es muy importante ya que, en la mayoría de los casos, los laboratorios no analizarán la muestra hasta que el kit esté registrado. Además, algunas compañías no envían los resultados por email ni correo postal, sino que los “cuelgan” en tu cuenta, así que deberás tener una para acceder al informe.


4. Recoge la muestra. Sigue las instrucciones incluidas en el kit para recoger la muestra. Lo más habitual es que debas rellenar un pequeño tubo con saliva o bien frotar uno o varios bastoncillos de algodón (llamados hisopos) por el interior de la mejilla. En algunos casos deberán seguir unas directrices adicionales como, por ejemplo, no comer durante la hora previa. Recoge la muestra tal y como se indica en el kit.

5. Devuelve la muestra al laboratorio. El penúltimo paso es enviar tu muestra de vuelta al laboratorio para su análisis. El coste del envío suele estar incluido en el servicio. En la mayoría de los casos la compañía te proporcionará una etiqueta de envío pre-pagada para que alguna empresa de mensajería recoja el paquete. Generalmente, deberás devolver la muestra en la misma caja que la recibiste, así que ¡no la tires!

6. Descubre los secretos que revela tu ADN. En unas 6-8 semanas aproximadamente tendrás disponible tu informe de resultados. Algunas compañías lo envían por correo postal, otras por email y otras lo ponen a tu disposición a través de la cuenta en su página web. Lo único que debes hacer tú es dejarte sorprender por tu genética, es probable que descubras datos curiosos y aspectos sorprendentes de ti mismo/a. Este será el momento de conocerte mejor.

¿Qué debo tener en cuenta para escoger el mejor test para mí?

Si te estás preguntando qué criterios deberías utilizar para escoger a la compañía más adecuada para ti, sigue leyendo.

Solamente comentar que esta información está basada en nuestra opinión y su finalidad es ayudarte a tomar la mejor decisión. No significa que estos sean los únicos criterios relevantes; si tienes otros adicionales, no dudes en escribirnos en los comentarios.

En nuestra opinión, el principal factor que deberías tener en cuenta para tomar tu decisión es la cantidad de marcadores genéticos que analiza el test en cuestión. En otras palabras, la cantidad de enfermedades y condicionantes de salud que cubre el test. Cuanto más amplio sea el alcance de la prueba, más completos serán los resultados. Y ya que pagas por un estudio genético, qué menos que obtener la información más completa posible.

Otro factor importante a considerar es el “rigor” de la compañía. Hoy en día muchas compañías realizan test genéticos y cada vez aparecen más. Algunas de estas compañías son laboratorios genéticos auditados por entidades independientes y respaldados por acreditaciones oficiales, lo que garantiza que las instalaciones que procesan las muestras de ADN cumplen con los estándares de calidad exigidos y que su personal es competente y cualificado. En nuestra opinión, estos son los proveedores que deberías priorizar para evitar posibles errores y disgustos.

Si con estos dos criterios aún no te has decidido por una compañía en concreto, puedes considerar otros aspectos como la calidad del servicio de atención al cliente, el tiempo que tardan en analizar los resultados, el precio del test, la existencia de descuentos o servicios adicionales o la satisfacción/opiniones de otros usuarios.

Si tienes dudas para elegir tu prueba genética de salud, deja un comentario para que te podamos ayudar.

Y tú, ¿estás preparado/a para conocerte mejor?


Seguro que te interesará…


Citas y fuentes externas:
Harvard Health Letter
Mayo Clinic
National Cancer Institute
Prenatal genetic screening and testing

Información básica sobre protección de datos
 Responsable:Inberbaeva Attsaeva,Lilia(Biotestor); Finalidad: Moderar y responder comentarios de usuarios; Legitimación: Consentimiento del interesado; Destinatarios: No se cederán a terceros salvo obligación legal; Derechos: Puedes ejercitar en cualquier momento tus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y demás derechos legalmente establecidos a través del siguiente e-mail:info@biotestor.com; Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos desde aquí.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.